Facebook Pixel

Tratamiento para bajar el cortisol

Tratamiento para bajar el cortisol
Cargando... 208 view(s)
Tratamiento para bajar el cortisol

¿Qué es el cortisol y cuál es su función en el cuerpo?

El cortisol es una hormona que ejerce efectos en prácticamente todos los órganos y tejidos del cuerpo. Entre sus funciones está:

  1. Responder al estrés, por lo que a menudo se le denomina la "hormona del estrés".
  2. Reducir la inflamación.
  3. Regular el nivel de azúcar en la sangre y el metabolismo, es decir, cómo el cuerpo utiliza los alimentos para obtener energía.
  4. Controlar la presión arterial.

Además, optimiza la utilización de la glucosa en el cerebro y potencia la disponibilidad de las sustancias en el cuerpo que contribuyen a la reparación de tejidos.

¿Cómo afecta el cortisol a la salud física y mental?

El cortisol, desempeña un papel crucial en varias funciones del organismo y puede tener un impacto significativo tanto en la salud física como en la mental cuando sus niveles no están equilibrados. Cómo puede afectar la salud:

 Física

  1. Metabolismo: Niveles elevados de cortisol pueden aumentar la glucosa en sangre y alterar la capacidad del cuerpo para procesar los azúcares, lo que a largo plazo puede contribuir al desarrollo de diabetes.
  2. Sistema Inmunitario: El cortisol puede suprimir el sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible a infecciones.
  3. Peso y apetito: Puede aumentar el apetito y la acumulación de grasa abdominal, vinculándose con el engordamiento.
  4. Salud Cardiovascular: Niveles altos de cortisol pueden llevar a una mayor presión arterial y otros factores de riesgo para enfermedades del corazón.
  5. Trastornos Digestivos: El estrés y el cortisol pueden influir en el sistema digestivo, causando problemas como gastritis o el intestino irritable.

Mental:

  1. Estado de Ánimo: Altos niveles de cortisol están asociados con trastornos del estado de ánimo, como depresión y ansiedad.
  2. Comprensión y Memoria: El exceso de cortisol puede afectar la memoria y la concentración, y se ha vinculado con un mayor riesgo de deterioro cognitivo.
  3. Sueño: Puede alterar los ciclos de sueño, llevando a insomnio o a un sueño de mala calidad.
  4. Fatiga: El desequilibrio prolongado de cortisol puede resultar en una sensación constante de cansancio o fatiga crónica.
  5. Resiliencia al Estrés: Niveles elevados sostenidos de cortisol pueden reducir la capacidad del cuerpo para manejar el estrés en el futuro.

Es importante mantener niveles equilibrados de cortisol para preservar tanto la salud física como mental. 

Productos para Reducir el Cortisol

Disponemos para ayudar a reducir los niveles de cortisol en nuestro cuerpo o a combatir los síntomas que ello supone medicamentos y complementos alimenticios de alta calidad.

  • Vitango
    • Es un medicamento con extracto de Rhodiola rosea para aliviar los síntomas asociados al estrés, como fatiga y sensación de debilidad. 

  • Zenex
    • Es un complemento alimenticio de Bioksan, que contribuye al normal funcionamiento del metabolismo, el sistema nervioso y la función psicológica.
    • Alivia los estados de estrés y la ansiedad, induce a un sueño de calidad, reparador y duradero.
    • Disminuye los niveles de cortisol e induce a una mejor gestión del sueño de forma natural y equilibrada.

Otros complementos alimenticios para mejorar el estado de ánimo:

  • Animus
    • Se trata de un complemento alimenticio a base de Triptófano, Tirosina y extractos de las plantas Azafrán y Rhodiola, para mantener el ánimo positivo, Mejorar la resistencia mental y disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Zafracalm Relax & Glow
    • Es un complemento alimentico que ayuda a equilibrar el ánimo y a la relajación óptima. Mejora los signos del estrés y de la ansiedad.

7 Consejos de nutrición para equilibrar los niveles de cortisol.

  1. Reducir el Consumo de Azúcar y Carbohidratos Refinados: El exceso de azúcar y carbohidratos refinados puede aumentarte los niveles de cortisol. 
  2. Aumentar la Ingesta de Ácidos Grasos: Los ácidos grasos, presentes en pescados como el salmón y en semillas como la chía y la linaza, tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a reducir el cortisol.
  3. Mantener un Horario Regular de Comidas: Saltarse comidas o ayunar durante períodos prolongados puede suponer un problema. 
    Es importante mantener un horario regular de comidas para estabilizar los niveles de azúcar en sangre.
  4. Incluir Alimentos Ricos en Vitamina C: Esta se encuentra en frutas como el kiwi y las fresas entre otros, puede ayudar a reducir el cortisol tras situaciones de estrés.
  5. Consumir Alimentos Ricos en Magnesio: El magnesio, presente en alimentos como espinacas, almendras y aguacates, contribuye a la relajación muscular y nerviosa. 
  6. Hidratación Adecuada: El agua es esencial para todos los procesos corporales, incluida la regulación del cortisol. 
    Asegurarse de beber suficiente agua a lo largo del día es fundamental.
  7. Limitar o Evitar la Cafeína: La cafeína puede aumentar los niveles de cortisol en algunas personas, especialmente si se consume en grandes cantidades o fuera de las horas matutinas.


¿Cómo influye el ejercicio físico en los niveles de cortisol?

El ejercicio físico tiene un impacto positivo en la generación de un nivel adecuado de cortisol, según la intensidad y duración del ejercicio, así como de la condición física y el estrés general del individuo.

Efectos a Corto Plazo:

  • Ejercicio Intenso: Durante el ejercicio intenso y de corta duración, como el levantamiento de pesas o el sprint, los niveles de cortisol pueden aumentar temporalmente. Esto es una parte normal de la respuesta del cuerpo al estrés físico agudo, ayudando a movilizar energía y mantener la homeostasis.
  • Ejercicio Moderado: El ejercicio moderado, como una caminata rápida o una sesión de yoga, puede no elevar significativamente los niveles de cortisol o incluso puede ayudar a mantenerlos estables.

Efectos a Largo Plazo:

  • Adaptación al Estrés: Con el tiempo, el cuerpo puede adaptarse al estrés del ejercicio regular, lo que resulta en una menor respuesta de cortisol a la misma intensidad de ejercicio.
  • Reducción del Estrés: El ejercicio regular, especialmente el aeróbico moderado, ha demostrado reducir los niveles de estrés y, por consiguiente,disminuye los niveles generales de cortisol en el cuerpo.
  • Mejora del Sueño: El ejercicio puede mejorar la calidad del sueño, lo que a su vez puede llevar a una regulación más efectiva del cortisol.