Facebook Pixel

Medicamentos para la Faringitis

Medicamentos para la Faringitis

La Faringitis es una inflamación de la faringe, se encuentra entre las amígdalas y la laringe. La Faringitis habitualmente, suele ser causada por virus, bacterias u otros factores, como el humo del tabaco, la contaminación del aire o incluso el reflujo ácido. 

Visto como Cuadrícula Lista

Artículos 1-12 de 74

Descendente Establecer dirección descendente
Página
por página

Medicamentos para la Faringitis


¿Qué es la Faringitis y qué medicamentos para la Faringitis puedo tomar?

  • La Faringitis es una inflamación de la faringe, que es la parte de la garganta que se encuentra entre las amígdalas y la laringe.
  • La Faringitis habitualmente, suele ser causada por virus, bacterias u otros factores, como el humo del tabaco, la contaminación del aire o incluso el reflujo ácido.
  • Los síntomas de la faringitis pueden incluir dolor de garganta, dificultad para tragar, fiebre, dolor de cabeza, fatiga, ronquera o pérdida de la voz y ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

Los medicamentos sin receta para la faringitis, suelen contener analgésicos y otros medicamentos para aliviar los síntomas. Algunos de estos incluyen:

  1. Antiinflamatorios: que se utilizan para reducir la inflamación y aliviar el dolor
  2. Antisépticos: para prevenir la infección en las heridas al eliminar o reducir la cantidad de microorganismos, como bacterias, virus y hongos
  3. Analgésicos: como el paracetamol o el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor y la fiebre.
  4. Pastillas para la garganta o sprays: pueden aliviar el dolor de garganta y la sequedad.
  5. Descongestionantes: pueden ayudar si la faringitis está acompañada de una congestión nasal.
  6. Antihistamínicos: pueden ayudar si los síntomas son causados por una alergia.

¿Qué medicamentos para la Faringitis hay?

Podemos clasificar los medicamentos para la Faringitis en cuatro familias principales: 

  • Medicamentos para la Faringitis aguda
    • La faringitis aguda es una condición común que puede ser causada por una variedad de virus y bacterias. El tratamiento dependerá de la causa subyacente: analgesicos, pastillas para la garganta, o antibióticos* entre otros. 
  • Medicamentos para la Faringitis crónica
    • La faringitis crónica es una inflamación persistente de la garganta que puede ser causada por varios factores, incluyendo infecciones bacterianas o virales, alergias, irritantes ambientales (como el humo del tabaco), reflujo gastroesofágico, entre otros. El tratamiento suele ser a base de antibióticos*, corticosteroides, analgesicos, pastillas para la garganta entre otros. 
  • Medicamentos para la Faringitis viral
    • La faringitis viral es una infección de la garganta causada por virus incluye el resfriado común, la gripe y el virus de Epstein-Barr, entre otros. La faringitis viral es la causa más común de dolor de garganta.Los medicamentos más comunes para la faringitis viral son: analgesicos, descongestionantes, pastillas para la garganta y antihistamínicos.
  • Medicamentos para la Faringitis estreptocócica
    • La faringitis estreptocócica, también conocida como amigdalitis estreptocócica, es una infección de la garganta causada por la bacteria Streptococcus pyogenes. Esta infección requiere tratamiento con antibióticos* para prevenir complicaciones y la propagación de la bacteria a otras personas.

*Recuerda que los antibióticos no se pueden vender online.

Si la faringitis es causada por una bacteria, como el Streptococcus pyogenes, es posible que necesites un antibiótico recetado por un médico y de compra en farmacia.

Es importante leer las instrucciones y advertencias en el paquete del medicamento y hablar con un farmacéutico o médico si tienes alguna pregunta.

Hay algunas medidas de cuidado personal que puedes tomar para ayudar a aliviar los síntomas de la faringitis, como descansar mucho, beber líquidos calientes como té o caldo, hacer gárgaras con agua salada y evitar los irritantes como el humo del tabaco o el aire seco.

Recuerda que siempre debes consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier tratamiento nuevo.